Blogia
el rayo verde

La chaqueta metalica (1987) de Stanley Kubrick. Reino Unido

 

TITULO ORIGINAL Full Metal Jacket

AÑO 1987   

DURACIÓN 120 min.

PAÍS: REINO UNIDO DE LA GRAN BRETAÑA 

DIRECTOR Stanley Kubrick

GUIÓN Stanley Kubrick, Michael Herr, Gustav Hasford (Novela: Gustav Hasford)

MÚSICA Abigail Mead

REPARTO Matthew Modine, Vincent D'Onofrio, Adam Baldwin, R. Lee Ermey, Dorian Harewood, Arliss Howard, Kevyn Major Howard, Ed O'Ross, Gary Landon Mills, Sal López, John Stafford, Kieron Jecchinis, Ngc Le, Papillon Soo Soo. 

El duro entrenamiento al que se ven sometidos los reclutas por parte del sargento Hartman en la primera parte de la película es imborrable, un infierno tremendo donde los reclutas se van transformando en maquinas de matar, en marines, todo ello aderezado por los improperios e insultos del sargento. Parece ser que Lee Ermey, el sargento del campamento, no tuvo necesidad de memorizar su papel ya que le salía espontáneamente, de manera natural. Las situaciones cuarteleras son extrañamente divertidas, hilarantes, mezcladas con pasajes estremecedores. Ahora que estoy escribiendo esto, un compañero de trabajo me dice que es más película Platoon, literalmente, de aquí a Sebastopol.

En fin, encontrando por ahí os paso la bienvenida que hace el sargento Hartman al pelotón de reclutas:  

-¡Soy el sargento de artillería Hartman, vuestro instructor jefe! ¡A partir de ahora únicamente hablareis cuando se os hable, y la primera y la última palabra que saldrá de vuestros sucios picos será "señor", ¿me entendéis bien capullos?!

-(Todos): ¡Señor, si señor!

-¡Qué coño, no os oigo, gritad como si tuvierais huevos!

-(Todos): ¡Señor, si señor!

-¡Si algunos de vosotros, nenas, sale de esta isla, si sobrevivís al entrenamiento, seréis como armas, ministros de la muerte, siempre en busca de la guerra! ¡Pero hasta que llegue ese día sois una cagada, lo más bajo y despreciable de la tierra, ni siquiera algo que se parezca a un ser humano! ¡Sólo sois una cuadrilla de desgraciados, una panda de mierdas inútiles pasados por agua! ¡Como soy muy duro sé que no voy a gustaros, pero cuanto peor os caiga mejor aprenderéis! ¡Soy duro pero soy justo, y aquí no hay ninguna intolerancia racial. Yo no desprecio a nadie porque sea negro, judío, latino o chicano: para mí todos sois igual de insignificantes! ¡Y mis ordenes son acabar con todos aquellos que no sean capaces de dar la talla en mi amado cuerpo, ¿me habéis entendido, capullos?!

-(Todos): ¡Señor, si señor!

-¡Coño, más alto, no os oigo!

-(Todos): ¡Señor, si señor!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

el rayo verde -

TRAVIS_efectivamente, el recluta patoso no soportará máslos brutales modales y las humillaciones del sargento, le pasarán factura "psicológica".
En la película creo que rezuma el pesimismo de Kubrick por el hombre y un mensaje anti-bélico clarividente.
Saludos.
Me encantó el post de Espido.

travis bickle -

Qué salida más digna la del recluta patoso, el suicidio como alternativa a la pertenencia al ejercito norteamericano
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres