Blogia
el rayo verde

vacaciones de verano

vacaciones de verano

Este verano voy viendo a gente que se fue de Madrid. Se fueron a distintos lugares y eso nos lleva a tener unas vacaciones de grandes recorridos, desde la Luz del Mediterráneo de Alicante hasta el corazón de Galicia, la severa Castilla o la Cicely extremeña, una semana en cada sitio. Los paisajes también son esenciales como las personas, llenos de sugerencias o de destrucciones. Se producen más encuentros que disonancias y reaparecen de nuevo las personas queridas con las agujereadas huellas del tiempo. Me decía mi amigo extremeño, "los que venís aquí cada seis-doce meses os creéis que todo esto seguirá igual, como la ultima vez y en el día a día todo cambia, de manera que cuando regresáis toda huella se la llevó el agua".

Estos saltos temporales tienen su significado como el minuto a minuto de los olivos que en silencio, brotan año a año en la inapelable naturaleza de Cicely. Vuelvo a los lugares y descubro los fragmentos rotos del tiempo pero también descubro nuevos matices. Regreso y me volveré a marchar. Naturalmente siento la multimillonaria maravilla del sentimiento verdadero.

Cuando escribo esto intensificado por los momentos emocionantes de la existencia sólo pienso en volver a sentir esta embriaguez de afectos, en cualquier parte del mundo o en los mismos lugares, como hace tantos años de inquietud irrefrenable o como ayer, cuando recibí la cálida visita de mis estimados amigos de Bélgica.

(foto: una cierta mirada)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres