Blogia
el rayo verde

Fernando Sánchez Dragó.

Fernando Sánchez Dragó.

He recibido alguna “observación” acerca de la colocación del blog de Fernando Sánchez Dragó entre las entidades linkeadas que voy leyendo de una forma más o menos temporal.

La verdadera realidad es que siempre me gustó más escucharle que leerle. Su discutida personalidad se eleva hasta las alturas desde la pesadez ordinaria o desde la lucidez, pero se eleva como un misil polifónico en TVE o como una cortina de humo gris en Telemadrid.

Sería deshonesto tildarle de fantoche mediático por su descuidado lado amable, su prepotencia intelectual o su narcisismo. Se enjoya de vocabulario pero los valores "..."  de Dragó logran la confianza con la relativa libertad de su palabrismo. Se trata de una versión humana original, controvertida, capaz de pensar y de generar propuestas inteligentes en el vasto y mediocre paisaje humano.

 Gracias a unos atributos intelectuales exquisitos y a una esplendorosa "mala" vida es capaz de hacer frente a lo irrelevante y a lo ideológico, de manera que el caos y la naturaleza humana coexisten como la mente y el corazón dan vida a un ser.

Dragó con tantos años de experiencia a sus espaldas, por setenta creo, va hundiendo sus raíces en la invención extraordinaria, ajustada a su personal “honestidad” subyacente, y en las interconexiones del qué pretende conocer. Cuando empieza a narrar, obliga a qué sintamos el oleaje fuerte de las contradicciones humanas y del hermetismo intelectual.

Se perciben estas ideas en su etapa televisiva actual de maneras diferentes, cuando son incesantes en lo político o cuando se mueven en otros terrenos más responsables. Cada madrugada de manera insondable no deja indiferente a nadie. Sus expresivos textos en las Noticias Noche se escurren por la pendiente de la historia con unos escorzos imposibles de sostenerse razonablemente. Recurre frecuentemente a composiciones antiZapatero, más cerca del azote obsesivo por demostrar lo que sabe en la medida de negar la integridad humana del Presidente de Gobierno. Por el contrario, cuando se mueve en otros terrenos más literarios o de profunda espiritualidad y mística, se acerca al gas que emana la poesía que se apresura a volar por encima de los melancólicos muros de la eternidad.

Recuerdo yo muy joven, una presentación que hizo Dragó en TVE, la única televisión. Me conmocionó tanto. Fue la épica introducción hecha ante los telespectadores por la gran controversia surgida por la emisión en la caja tonta de “La última tención de Cristo” de Martin Scorsese. Los ojos vendados de muchos españoles miraron al futuro. No había que temer ante otros conocimientos, ante otras ideas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

fiorella -

A Dragó lo he visto en TVE.Es alguien, soy ignorante de su obra literaria, que mehace pensar, en el acuerdo o en el desacuerdo, mueve ideas y eso es vital.Un beso

el rayo verde -

MIRADA: la mediocridad la mantiene la ignorancia consentida, la que nos deja sin planteamientos vitales, sin cambios posibles. Yo paso a lo largo del día por varias etapas de estas...
saludos

mirada -

¿crees que la mediocridad se reducirá sin amabilidad?
¿cómo potenciar entonces lo positivo de cada individuo?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres